No Futuro (Título Provisional) - Escena I

Muchos lloraron desconsolados por la muerte de este ser que nunca conocieron, otros no paraban de hablar por los pasillos con tanta angustia como miedo, otros consumieron grandes cantidades de nyx buscando evadir la realidad. Otros buscaron peleas y las encontraron, otros se quedaron callados por semanas y meses; más todos fueron conscientes que correrían el mismo destino.

Aunque la gran mayoría de los tripulantes no había llegado a ver aquel lugar con sus propios ojos, la añoranza de las historias de los que allí vivieron, la convertía en una especie de paraíso, eje de referencia de cualquier palabra, idea u objetivo en sus vidas.  A pesar de que muchos dudaban de estas historias y creían que con el tiempo se había trasformado en un simple ideal vacío, estaban de acuerdo en que debía ser un lugar mucho mejor que el que ahora habitaban.

Su cordón umbilical con este pseudo-paraíso se había cortado – y esta vez de manera irreversible - luego de la muerte de esta mujer.

***

Luego de dormir por varios días, desperté de nuevo en mi cama. Podía escuchar a la señora Colecych llamando al grupo de las tres treinta para visitar el Templo, desde el centro del patio. No estoy muy segura si eran las tres treinta de la madrugada o de la tarde. 
Aunque la interacción social probablemente me habría hecho bien, aún necesitaba  tiempo para organizar las ideas en mi cabeza.

Mi cuerpo estaba inflamado, supongo que llegaron a pensar que moriría de una sobredosis y decidieron aumentar el flujo de líquido alimenticio. Desconecte la jeringa de mi brazo y me dirigí a la caminadora.

***

Este es un anuncio automático de ultima hora.

“Buenos días Capitán Werez, este es un anuncio general que será dado a todas las naves en curso. Como se venia pronosticando en los últimos meses, la inminente noticia se ha vuelto realidad y el último ser humano ha muerto hoy en la Tierra. 

Aunque teníamos claro que era algo que sucedería eventualmente, también sabemos que tendrá un impacto en la vida cotidiana con seguridad. Espero que usted y su tripulación sepan manejar esta situación con el mejor tacto. 

Nuestras computadoras pronostican que la noticia generará un alto impacto en la población y estimamos que los habitantes de  al menos un 8% de las naves en curso dejarán de existir, de una u otra manera debido a esta información.

Nuestras computadoras han generado una guía de pasos a seguir, en el caso de que se decida compartir esta información con los tripulantes, buscando prevenir disturbios y principalmente muertes no planificadas, esperamos que”

El Capitán Werez apagó la pantalla.